el teatro cotidiano. @betoteatro.

del niño interior, al juego, al adulto.

Cuando de niño jugaste Super Mario 64 y de adulto por fin conoces la nieve.

Cuando escuchas tambores y te transportas a tu infancia.

Que comience el juego o la leyenda de Zelda

De la subida a ya en la cima

@betoteatro

[Al ser seres sociales] Todos tenemos algo de teatralidad. La teatralidad implica y parte desde el atrevimiento, de creer para crear, resultando en lo extra cotidiano y extraordinario.

Y es así como desde niños exploramos y conocemos, jugamos.

En inglés, lo equivalente a Obra de teatro es “Play” lo que bien podemos traducir como “Jugar” y no es en vano ya que llevamos a cabo una serie de acciones a partir de convenciones creadas por nosotros mismos, es aquí cuando “nos creemos algo” y entonces empezamos a “crear” como en el teatro, en el escenario de la vida.

Dentro de lo teatral existe la “técnica clown”  [que si bien no es el “payachito chito chito” de las fiestas infantiles] es el payaso escénico, dramático, con conflicto que nace de la inocencia y la exploración, de la falla y el acierto, de la suma de estímulos, el que mantiene la confianza, atrevimiento y juego en su camino a un objetivo.

Muchas veces sin querer, de manera inconsciente, tenemos aproximaciones y acercamientos con nuestro niño interior, con ese niño que jugaba y se la creía, con ese niño que exploraba y conocía, el que lo intentaba hasta que resultara, aquel que pasaba de la frustración a la satisfacción en cuestión de segundos, ese niño que jugaba.  

Entonces, cuando hacemos ese contacto para jugar y convivir con nuestro niño interior y dejamos que las sensaciones y emociones fluyan, es cuando podemos como adultos, hacer algo extraordinario.