reseña 3,50. 

El rito del desdén.

Me quedan en el bolsillo derecho del pantalón tres pesos con cincuenta centavos –en países desarrollados equivaldrían a miserables centavos-, en este país algo valen 3,50 (tres cincuenta).

¿Qué puedo hacer con 3,50? Dos cosas: escribir una reseña a propósito de, y ponerlos en práctica. Esta reseña les pide poner en ejercicio las actividades que bien podrían hacer con 3,50 pesos en el bolsillo, ¡es todo una experiencia!

Kenny –el editor-, me invitó a colaborar esta vez en su superflua revista y supe que mis reseñas 3,50 podrían funcionar para sus fines y los míos.

 

Esta primera reseña va sencilla a manera de ritual, pasos que bien podrían romperse:

 

1. Déjate 3,50 en alguno de los bolsillos del pantalón, es importante que las monedas estén al alcance de la mano y en cambio exacto.

2. Dirígete hacia algún lugar indistinto en la ciudad, busca a un mendigo, vago o pobre –de esos que abundan conforme la desigualdad también-, incluso puede ser algún indígena o drogadicto, o niño miserable.

 

3. Escoge a tu presa, no olvides tener una vía de escape rápido; no querrás quedarte atrapado entre otros miserables que se acerquen  ti cuando descubran que tienes un poco de cambio dispuesto a dar.

 

4. Exígete un gesto de compasión o bien, de arrogancia, según te acomode.

 

5. Entonces camina en dirección a tu presa, con el rostro que has elegido en el paso anterior, detente brevemente, mete la mano en tu bolsillo, toma los 3,50 y déjalos con desdén –si llevas puesta la arrogancia-, o dalos con delicadeza –si la compasión has elegido como máscara.

 

6. No escuches, no mires demás, aléjate rápido y percibe ese desenfado en tu cuerpo ante los 3,50 que has otorgado.

 

MUY IMPORTANTE: en el paso número 2 de este ritual, cambia al indigente, pobre o indígena, por un rico magnate, señora pudiente, joven o adolescente fresa que encuentres en sus habituales espacios de esparcimiento–de esos que abundan conforme l desigualdad también-, escoge el desdén como máscara, una mezcla de compasión y arrogancia, y entrégales los 3,50. Los efectos serán por demás excelsos, tanto en ellos como en ti.

 

3,50 (reseña) volverá en la próxima inverösímil revista con una experiencia censurable por el mismo precio.