KMKZZTT

arte:

Las aventuras prronas del Editor!

 

Artista: PPKMKZZTT

 

Texto por: El Editor.

 

Cuando era pequeño- prácticamente un estúpido- pensaba que los cómics eran para idiotas excluidos de los círculos sociales que no tenían otra opción mas que quedarse en casa con el fin de que la soledad fuera menos insoportable. En cambio, a mí me gustaba salir a jugar en la calle, romperme la madre, robar placas de autos, así que lo que menos me interesaba era quedarme en mi cuarto leyendo hojas y hojas de historias que me parecían fuera de la realidad, imposibles de experimentar.

 

A medida que fui creciendo-me es difícil admitir lo que voy a decir-me fui dando cuenta que los cómics no tenían que ser forzosamente esas historias estereotipadas de superhéroes y mujeres sumisas que deseaban ser rescatadas de su vida miserable ¡no, no era así! Descubrí, entrando ya en la adolescencia, una joya llamada: Libro vaquero. Aunque tenía ese mismo tenor de historia estereotipada del hombre que se siente autorrealizado cuando salva a la mujer sumisa y abnegada del hombre malo (no nos dejemos engañar, el hombre bueno y malo son dos caras de la misma moneda), el valor estético radicaba en mi curiosidad sobre el tono erótico que se le imprimían a los personajes o dicho de otra manera: me encontraba terriblemente excitado cada que pasaba la hoja. Sin duda fue una época dorada.  Los libros vaqueros me introdujeron al mundo de la seducción imposible, machista. Desafortunadamente, al poco tiempo había descubierto el mundo del internet con la ventaja de que no tendría que ir al puesto de periódicos y avergonzarme con el señor y con los otros pervertidos adultos que iban a comprar el nuevo número.

 

Pasaron muchos años sin saber de los cómics,  de libros vaqueros e historietas hasta que entré a una fase pseudo-intelectual de comprar revistas de arte o literatura para leerlos en cafeterías donde vendían grano traído de Chiapas o Veracruz-poco me importaba salvar la integridad y el salario de un campesino explotado por las grandes empresas cafetaleras-y me sentaba en una mesa con mi café leyendo.  No entendía ni una palabra del contenido de esos textos: “¿Qué eso del dadaísmo? ¿porqué Nicanor Parra odiaba a Pablo Neruda? ¿Por qué decían que Octavio Paz era un referente de la poesía mexicana si nadie, ni su mamá comprendía sus textos?”. Tenía que aguantarme las ganas de aventar la revista literaria a un bote de residuos químicos y me conformaba con leer unas viñetas que estaban al final de la revista a lado de la sección de anuncios. Para mis adentros pensaba: “¿a quién le importa el arte?” pero estaba muy ensimismado en hacerle creer a los demás que era un sabiondo en temas de arte contemporáneo, poesía chilena y ensayo académico.

 

Pero yendo al punto de este breve artículo, vamos con el señor en cuestión: PPKMZZTT.

 

Se me ocurría el otro día, mientras estaba tomando un frappé de esa marca de la sirenita encuerada que, si yo-El Editor- fuera un personaje dentro de las viñetas de PPKMKZZTT no me sorprendería que retratara mi vida cotidiana lo más franco posible, con ciertos momentos de ironía y desgracia. Él sabría muy bien dibujar mi irreverencia ante las cámaras, mis deseos compulsivos de ser elogiado y mi profunda ambición por ser influencer cultural de las redes sociales. Tal vez-no puedo meterme a su cabeza-él revertería todas mis cualidades a los aspectos más grotescos y estúpidos que viven dentro de mí.

 

Después de diferencias políticas, ideológicos y religiosas, PPKMKZZTT acordó en realizar una viñeta al estilo Inverösímil. Este fue el resultado:

Espera en los próximos días una dinámica que acordó PPKMKZZTT e Inverösímil donde podrás ganar prrones premios!

un proyecto de:
no_3_original.png

arte&cotidianidad año2 #2. marzo-abril. estupidez.